Historia tragaperras

La primera máquina tragaperra (tragamonedas) fué creada en el año 1894 por un emprendedor norteamericano, Chales Fey, en San Francisco.

La tragaperra original contaba con 3 carretes giratorios que contaba con pinturas de corazones, espadas, diamantes y campanas de la libertad.

Como toda tragaperra, esta poseía su ranura para dépositar las monedas y una palanca que la activaba para comenzar el juego.

Al principio las máquinas tragaperras eran instaladas para entretener a las novias y esposas de los empresarios noteramericano, pero más tarde comenzaron a suplantar a los juegos de mesa.

En la década de los ’80 donde el suceso de las máquinas había igualado a los juegos de mesa y una década más tarde gracias a la tecnología las máquinas tragaperras lograron reacaudar un tercio de las ganancias en los casinos de América.

Ahora con la ventaja de poder jugar a los casinos online, las máquinas tragamonedas tienen mayor valor y son cientos los premios millonarios que se ofrecen y ganan los jugadores al mes.